Compartir en facebook->> Compartir en FB
Ads next

Biografia de Ercilia Pepín


Ercilia Pepín nació el 7 de diciembre de 1886 en la ciudad de Santiago de los Caballeros, es hija de don José Pepín y Edelmira Estrella. Por parte de su padre, es sobrina del legendario y audaz político y militar Perico Pepín.
Cuando Ercilia cumplió cinco años, quedó huérfana de madre. A partir de ese momento su abuela Carlota se encarga de velar por ella. Su familia era prominente en la vida política del país, lo que propició que Ercilia recibiera lecciones básicas de ciencias sociales, naturales, matemáticas, francés , física y otras disciplinas, del profesor Salvador Cucurullo, de origen italiano, quien se había radicado en Santiago a partir de 1896. Con ese reconocido educador Ercilia aprendió italiano y francés, mostrando desde temprana edad grandes habilidades para dedicarse al magisterio.

En 1900, A sus 14 años, comienza formalmente su carrera como maestra en una escuela para niñas en el barrio santiaguero de Nibaje. En 1906 es nombrada directora de la Escuela de Niñas del Barrio Marilope. En 1908 asume el cargo de maestra de las áreas educativas de Matemáticas, Ciencias Físicas y Naturales, en la Escuela Superior de Señoritas, sustituyendo a su profesor Salvador Cucurullo.
Ercilia adoptó el sistema de la Escuela Racional del afamado educador antillano Eugenio María de Hostos, que por aquella época comenzaba a extenderse por las comunidades más avanzadas del país. Con ese método pudo organizar mejor las enseñanzas y aplicar reglas de disciplina de extraordinaria trascendencia. Entre las medidas que introdujo se cuentan el uso de uniforme escolar por primera vez en República Dominicana y el trato respetuoso entre maestros y alumnos, denotado por la norma de dirigirse a las alumnas con el título de "señoritas", que se imponía tanto a las propias alumnas como a los profesores.
Ercilia también impulsó el respeto a los símbolos patrios, es decir, la bandera y el escudo, también motivó a algunos músicos para que compusieran y cantaran himnos en honor a ellos. También agregó, como parte del método de Hostos, a la escuela Primaria Artes Manuales o Trabajos Manuales, como era común decir, no solo agregó esto, sino también Gimnasia y el Canto Coreado, introduciendo también asignaturas como el Dibujo y el uso de Mapas. La mayoría de estas medidas fueron criticadas al principio, por sectores de la sociedad, que no comprendían ni aceptaban las medidas innovadoras de Ercilia, que apenas a los 25 años de edad, se había convertido, además de una buena maestra, en una líder cívica de Santiago.
Ercilia Pepín fue la primera mujer dominicana en iniciar el movimiento feminista en el país, elevando su voz en defensa de los derechos de la mujer. También profundizó su campaña patriótica y nacionalista, promoviendo el conocimiento de la enseñanza y los verdaderos valores morales y cívicos. Para ses entonces se había dedicado con firmeza y entusiasmo habitual, a coleccionar animales y plantas y al experimento de disecar aves y animales domésticos.