Compartir en facebook->> Compartir en FB
Ads next

Argumento Gabriela Clavo y Canela


La historia de la literatura Brasileña divide el modernismo en dos épocas: Vinicius de Moraes, Marques de Rebelo, Carlos Deumont de Andrade y Jorge Amado, representan aquellos escritores que recogen las inquietudes de lectores jóvenes y exigentes poetas ensayistas y narradores cuyo lenguaje esta lleno de resonancias modernas, con un alto indice de información estetica.

Según el grado de tensión existente entre el héroe y su mundo, Gabriela forma parte de aquel tipo de novelas donde la tención es mínima, los conflictos se presentan en términos de oposición verbal, y cuando mucho, sentimental. Los personajes no se destacan de la estructura del paisaje es superior a ello y, por lo tanto los condiciona. Un calido pueblo a orillas de mar en el escenario para Gabriela. Las gentes del pueblo comentan los hechos trágicos de una pareja de amantes, que, sorprendidos por el esposo (un hacendado), mueren a manos de este, dándose cumplimiento, así, a una vieja tradición del lugar en relación con el sentido del honor en el pueblo de Ilhéus.
Pero esta es apenas es una de las varias situaciones que se genera y que conforman el follaje de idilios al escondido, tramas políticas, desengaños, etc. Don Nacib es un turco que posee un bar; ha perdido a su cocinera y encuentra a una mujer color canela, hermoso, tostado por el sol; decide contratarla. Gloria es la concubina del coronel y amante del profesor.
Malbian es la hija de un hacendado retrogrado; esta desea educarse para huir de la suerte de las mujeres del pueblo, resignadas a ser esposas o amantes de los amigos de sus padres. Un barco a encallado en la bahía; en el se encuentra el joven político Mundinho Falcaso, progresista deseoso de cambiar las costumbres del pueblo y terminar con las mafias políticas.
Don Nacib se enamora perdidamente de Gabriela y decide hacerla su esposa por que ha visto las miradas que le hacen sus clientes, las ofertas que recibe. Gabriela acepta; dentro de su ingenuidad no quiere contradecir a don Nacib.

La vid de casados es diferente; Gabriela no se adapta, no quiere saber nada de cultura ni de llevar zapatos de reuniones sociales cosas que don Nacib considera importante para su nueva esposa. Un día cualquiera un ladronzuelo que se encontraba robando en su negocio la cuenta que su esposa le engaña con el señor tónico.

Nacib corre a su casa y los sorprende; aquí la historia entronca con la afrenta del hacendado, que sorprendió a su esposa con otro al comienzo de la novela, con la diferencia de que Nacib no asesina a la pareja decide separarse. Gloria también es sorprendida por el coronel y abandonada por este; su codicia y el deseo de una vida llena de comodidades no le permite hacer el amor del profesor en una forma total.

Don Nacib no a podido olvidar a su Gabriela aquella mujer de olor a clavo y color canela; ella lo ama como al principio así que él decide contratarla nuevamente y convertirla en su amante sin ningún formulismo de promedio.