Compartir en facebook->> Compartir en FB
Ads next

Prevención de la Obesidad

Obesidad
Poner en movimiento a tu cuerpo no sólo te ayudará a prevenir la obesidad, sino que aumentará tus niveles de energía, aliviará tu estrés y mejorará tu estado de ánimo y concentración. Por lo cual, debes darte un momento para realizar cierto tipo de ejercicios.


 Una persona pasa entre seis y nueve horas al día trabajando dentro de un mismo espacio, y dependiendo de las labores que realice, en la misma posición. La mala postura, por falta de movimiento y cansancio, en conjunto con el estrés acumulado, ponen en riesgo nuestra salud y figura. Para evitarlo es indispensable que cada cuatro horas realicemos ejercicios de estiramiento y relajamiento, tanto físico como mental, con el objetivo de combatir el sobrepeso.
 A continuación te daremos 5 ejercicios que puedes poner en práctica todos los días para prevenir la obesidad y relajarte:
 Lo primero es preparar a nuestro cuerpo para el ejercicio inhalando y exhalando profundamente diez veces; este calentamiento es físico y mental y te ayudará a despejar la mente de los pendientes y el estrés. Visualiza todo tu cuerpo y comienza por los movimientos de la cabeza para terminar con los pies.
1. Mueve la cabeza de arriba abajo y de derecha a izquierda. Hazlo con suavidad, queremos relajarnos no lastimarnos.
 2. Levanta los brazos estirados lentamente hasta que lleguen a la altura de tus oídos. Vuelve a repetirlo llevando los brazos hacia el frente.
 3. Estira los brazos hacia arriba, como si trataras de tocar el techo, y dobla el tronco hacia abajo hasta que tus manos lleguen a tocar la punta de tus pies. Es muy probable que al principio no alcances tus pies, no importa, baja hasta dónde llegues cómodamente. Regresa a la posición inicial y sin doblar las rodillas.