Compartir en facebook->> Compartir en FB
Ads next

Argumento Las bacantes Euripides


Penteo muere a manos de Agave que lo confunde con una fiera para pagar ante Dionisios la negación a su culto. Penteo cree en Apolo, pues es mesura y Dionisios desenfreno, esta dualidad es muy importante y ha sido estudiada hasta por Nieteszche pues de esta conradicción importante supone el, nace la tragedia.
Dionisos, en forma humana, llega a la ciudad de Tebas para castigar la insolencia de su rey, Penteo, que niega el origen divino del dios y que prohíbe sus ritos.Este acto de arrogancia en muy penado en las tragedias de Euripides

Pese a las advertencias de Cadmo y Tiresias (el oráculo que a manera de acotacion te digo se encarga de profetizar un sin fin de tragedias como la muerte de Ifigenia la hija de Agamenon) el joven monarca apresa al extranjero. Dionisos se aparece ante Penteo y le convence para que, disfrazado de mujer, vaya a observar a las Bacantes (las mujeres tebanas que habían huído de la ciudad poseídas por el dios para realizar los rituales en su honor) El rey parte, vestido de mujer y su propia madre, Agave, lo mata creyéndole una fiera. Cuando la mujer se percata de lo que ha hecho sufre tremendamente ante el horror del acto cometido. La obra termina con la partida hacia el exilio de Cadmo y Agave.

Está claro que Eurípides trató de mostrar en esta obra su fascinación por el rito Dionisiaco, de gran arraigo en la cultura griega tal vez precisamente porque era una celebración de la vida (al contrario que, por ejemplo, el catolicismo que percibe la vida más como castigo y sufrimiento que como regalo) Si bien creo que Eurípides también intenta advertirnos en esta obra de los riesgos de la religión mal entendida, de cuando la fe se convierte en fanatismo, lo cual sólo nos trae desgracias.