Compartir en facebook->> Compartir en FB
Ads next

La delincuencia en Rep. Dom. ,Comparación con otros países.

La delincuencia en Rep. Dom.  Comparación con otros países.
Aunque la República Dominicana es el país más feliz de América Latina, de acuerdo al informe de Latinobarómetro, el problema que más preocupa a sus felices ciudadanos es la delincuencia.
Según el estudio de Latinobarómetro un 26 por ciento de los dominicanos considera la delincuencia como el principal problema del país, seguido por el desempleo, con un 15 por ciento, la economía con un 11 por ciento, mientras que un 10 por ciento de los dominicanos consideran que la corrupción el el principal problema de la nación.

Señala que la delincuencia es el problema que la gente menciona como el de mayor importancia, aumentando la percepción de 2% en 2004 a 26% en 2015, con lo que supera el promedio de la región, que es de un 23 por ciento.
El informe sostiene que el aumento en la percepción de la delincuencia como uno de los problemas más importantes ha ido acompañado de un crecimiento en la percepción de la inseguridad en el país.
Inseguridad
El estudio señala que los dominicanos que dicen vivir en un país cada día más inseguro han pasado de un 49 por ciento en 2007 a un 62% en el presente año.
En cuanto a los problemas políticos, República Dominicana está por debajo del nivel de la región debido a que a penas un 4% lo considera como un problema importante.
La delincuencia en los últimos tiempos se ha desarrollado enormemente y es lamentable que en nuestro país no haya disminuido, por eso vemos en los estudios de los organismos internacionales la triste realidad y es que en República Dominicana la inseguridad ciudadana se ha convertido en un verdadero azote. 

Es que en la República Dominicana se ha roto todos los límites tanto prácticos como moralmente permitidos, siendo así el problema más grande que tiene nuestro país. Es que para nadie es un misterio que nosotros los dominicanos estamos presos en nuestra propia libertad, ya que en estos momentos es imposible estar tranquilo y salir a la calle sin tener la preocupación de que un delincuente nos asalte y nos despoje de nuestras pertenencias. Logrando provocar grandes intranquilidades en la vida cotidiana de nuestros ciudadanos, nuestra mayor preocupación, es que estos delincuentes hasta llegan a matar solo por una prenda material, sin tener la más mínima consideración de la vida humana.

Es que resulta enormemente preocupante que la República Dominicana no escapa a esa realidad y pese a que muchas de nuestras autoridades en muchas ocasiones, quizás para no poner en juego la posición que ocupan y las responsabilidades que tienen en sus hombros para combatirla y reducirla, tratan de minimizar inclusive mal informando, cuando la realidad la vivimos cada uno de los dominicanos a diario con los cientos de atracos, robos, homicidios, violaciones, tráfico de drogas, en fin con la conducta desarrollada por personas que muchas veces no estudió, que no tienen trabajo y que están subsistiendo de lo único que aprendieron de la universidad de la vida, que es delinquir.

Pese a ciertos esfuerzos realizados por los organismos de Seguridad del Estado, los mismos no cuentan con los mecanismos y tecnología necesaria para darle seguimiento y proceder a los debidos sometimientos mediante pruebas aportadas a los tribunales, tanto la Policía Nacional como el Ministerio Publico se han mostrado algo negligente y todo eso en base a los recursos presupuestarios que no dan para costear ni los procesos ni las formas de investigación, dejando al fiscal y al policía en resolver dicha situación como se debe, o como dicen en la Policía Nacional “ El policía fabrica”.
Comparación con otros países
Entre los 47 países clasificados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la categoría de Desarrollo Humano Medio, la República Dominicana está entre las seis naciones con la percepción más baja en seguridad ciudadana. Sólo el 38% de la población  se considera segura y el 15% dice tener confianza en las personas.
El "Informe sobre desarrollo humano 2013", dado a conocer la semana pasada, detalla que otros cinco países con la más baja percepción de seguridad son Botswana (31%), Namibia (33%), Sudáfrica (38%) y Gabón (39%), todos africanos, y Paraguay (38%), en América del Sur.
Estos porcentajes se obtuvieron de los entrevistados que respondieron "sí" a la pregunta de la Encuesta Mundial Gallup: "¿Se siente seguro al caminar solo de noche por la ciudad o área donde vive?", explica el Informe, que recoge información de los años 2001 a 2011 en diferentes categorías.
Comparada con los 47 países con Desarrollo Humano Medio, la República Dominicana no es el país con más alta tasa de homicidios, pero es el sexto con más casos.
Con 25 muertes por cada 100 mil habitantes, Quisqueya solo es superada por Sudáfrica (31,8), Guatemala (38,5), Belice (41,4), El Salvador (69,2) y Honduras (91,6).
El Observatorio de Seguridad Ciudadana
Los boletines que elabora el Observatorio de Seguridad Ciudadana cuentan con las estadísticas oficiales de 11 instituciones del Estado, coordinadas por el Ministerio de Interior y Policía, con el objetivo de analizar la situación de violencia y criminalidad del país. Entre las instituciones se destacan la Policía Nacional, el Inacif, el Ministerio Público, la Amet, el Ministerio de la Mujer y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia, entre otras.
Las grandes ciudades son las más violentas

La provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional ocupan los primeros lugares en registro de homicidios y accidentes de tránsito. De acuerdo al boletín del Observatorio de Seguridad Ciudadana, en el primer semestre del año se registraron 283 y 132 casos, respectivamente. Las demás provincias donde se registran mayores homicidios son Santiago con 78, San Cristóbal, 45, La Altagracia 47. Esos datos coinciden en que son las provincias con mayor número de habitantes. 

De igual forma, los casos de suicidios se registran con mayor frecuencia en las grandes ciudades. En el indicado período en Santo Domingo se registraron 56 suicidios, así como 15 casos en San Cristóbal,  19 en Santiago, seguida por La Altagracia, con 16.

Diario Libre